Suscríbete a nuestro RSS Agregar a Favoritos Página de Inicio El Periodiquito

Sea cuidadoso con sus tarjetas


Las normas de seguridad que debemos seguir como usuarios de tarjetas de débito o crédito son muchas, y deben ser observadas rigurosamente pues día a día muchísimas personas se ven envueltas en serios contratiempos, por descuido o por la audacia de los delincuentes que no desaprovechan ninguna oportunidad para burlarlos y hacer de las suyas.

Antes de iniciar sus operaciones en un cajero automático verifique que esté en funcionamiento y que no contenga objetos extraños en la ranura de inserción de la tarjeta, ni en el dispensador de efectivo. Al pagar en cualquier comercio con su tarjeta de débito, solicite que la pasen una sola vez y en un mismo terminal. Si va a realizar nuevamente la operación exija que le den la copia de transacción cancelada y archívela para que tenga el comprobante en caso de que se presenten otros débitos por el mismo monto. Asegúrese de recibir y guardar debidamente sus tarjetas de crédito o débito al realizar sus pagos en cualquier comercio

Revise sus notas de consumo contra el estado de cuenta mensual, no sea negligente, es importante que se percate si ha realizado los consumos, pues esto le permitirá detectar cualquier irregularidad para poder notificarlo de inmediato a la institución bancaria. No coloque sus tarjetas cerca de objetos de metal pues esto puede dañar la banda magnética. Esté pendiente de recibir la renovación de sus tarjetas. No suministre el número de su tarjeta o el número de su cédula a personas que llaman para ofrecer promociones o premios. Aunque las propuestas sean muy tentadoras, sobre resorts y viajes, nunca dé su número de tarjeta a extraños que le llamen aún si se identifican como personal de una empresa de servicios u otra.

En los restaurantes y comercios afines, cerciórese de que la tarjeta de crédito que le devuelven es la que le pertenece. Suele haber confusiones cuando varias personas piden la cuenta a la vez y el empleado recoge tres o más tarjetas de crédito.

Incluso si no hay equipo remoto, usted tiene el derecho de ir hasta la caja a presenciar la transacción, evitando de esta forma cualquier irregularidad. En todos los casos revise el comprobante de la transacción verificando el monto de la misma.

No acepte que terceras personas le faciliten celulares para el bloqueo de su tarjeta. Hágalo usted mismo desde un teléfono público o propio y no suministre su Clave en ningún caso.






 


Edad laboral

A los 20, falta experiencia, a los 30 se consolida y a los 40 se alcanza la cima profesional o llega la crisis. Está claro que el paso del tiempo sí tiene que ver con el desempeño laboral, así como, la historia personal, el entorno y hasta la suerte, pero si entró en la década de los 30, es el momento de empezar a abonar terreno. Cada edad tiene sus más y sus menos.

Normalmente un estudiante termina su carrera a los 23 años, pues son pocos los que se gradúan de bachillerato a los 15 o 16. Pero, ¿a qué se enfrentan estos jóvenes cuando salen? un recién graduado sabe un poco de teoría, pero aprende en la medida en que empieza a trabajar. Es innegable que el sistema educativo tiene muchas deficiencias, con profesores que exigen muy poco. Así que el egresado con poca experiencia, empieza a hacer trabajos sin mucha trascendencia. Por eso, es fundamental tener un buen jefe. Los 20 representan definitivamente el proceso de aprendizaje e iniciación laboral.

Se han hecho estudios que demuestran que un joven ante sus primeras relaciones laborales tiene altas expectativas y motivación, una gran ventaja, pues ellos quieren demostrarse a sí mismos y a las organizaciones de qué son capaces.

Hacia los 27 años, el profesional adquiere experiencia, piensa en hacer una especialización, cambiar de puesto, si no está satisfecho; o busca una promoción al interior de su empresa. Ésta es una época muy productiva. Es la etapa de la responsabilidad.

Hasta los 30, se es más operativo, pero después el profesional se vuelve estratégico. A los 35, por ejemplo, un profesional tiene un buen conocimiento del mercado, está interesado por los libros, los negocios, por su entorno y es mucho más productivo. Y es que después de los 30 un profesional se ha demostrado a sí mismo y a los demás de lo que es capaz, pero además puede ver sus debilidades con objetividad y evalúa en qué debe capacitarse. Así mismo, asegura que algunas creencias han cambiado: si antes se pensaba que luego de los 35, el individuo estaba poco dispuesto al cambio, hoy se sabe que tiene todas las posibilidades y la capacidad para aprender cosas nuevas.

Esta es la etapa de más desarrollo del potencial, pero paradójicamente lo que no se hizo antes de los 40 años, probablemente ya no se logrará.

Se trata de la época de mayor producción, debido a la madurez, el conocimiento del oficio y la empresa; los viajes y las relaciones. Escuchamos hablar de los 'ancianos' de 40 años y para muchas empresas la experiencia ya no es lo que cuenta. Desafortunadamente en el mercado laboral, una persona mayor de 45 años de edad tiene mayor dificultad para emplearse. Sin embargo, esto no sucede en todo el mundo, ya que en la mayoría de países desarrollados se valora más la experiencia de personas mayores (de más de 40, 50 ó 60 años de edad).

En los países de la región, perder el trabajo a los 40 es todo drama. Por eso, los expertos recomiendan empezar a pensar en el emprendimiento desde mucho antes. Si es el caso, es mejor evitar los clasificados. Basta con ver los periódicos para darse cuenta de que los más solicitados son los profesionales en ventas menores de 35, o los que tengan maestrías, no mayores de 33. Pero lo que no se tiene en cuenta es que los ejecutivos a esta edad saben rodearse de quienes les aportan en los temas que no son fuertes Y con ese conocimiento, a los 40 ó 45 años, podrían estar fácilmente en la mira de los cazatalentos.




 


LA ZONA CÓMODA

La etapa de consolidación es en la década de los 50: el profesional ya está asentado, con hijos y familia pensando en cómo se independiza o se jubila. Está en la zona cómoda hasta los 60 años: cuenta con ahorros y puede estar pensando en el emprendimiento para hacer su vida más productiva. Claro, si a una persona le ha ido bien en su profesión, difícilmente pasa de 'moda'. Una empresa de trayectoria siempre piensa en experiencia y carrera.








José Grasso Vecchio
jgrasso@soft-line.com
twitter:@josegrasso
www.finanzasdigital.com

 
(1151 palabras totales en este texto)
(914 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Ventana Financiera | Índice de las Secciones ]
Hoy aún no hay una Gran Historia.
El Periodiquito
 Encuesta
¿Qué opina del restablecimiento de relaciones entre Cuba y Venezuela?
Victoria de la Patria Grande
Hábil maniobra de Obama
Compromete posición oficial de Venezuela
Justo acuerdo entre las partes

 Suplemento Contenido
Suplemento Cultural Contenido
 Edición de Noticias
   







 Columnistas
Columnista de El Periodiquito - La Ruta del Buen Trato
¿Por qué unos sí y otros no?
LA RUTA DEL BUEN TRATO



[+]
Columnista de El Periodiquito - Ventana Financiera
Llega el nuevo año
JOSÉ GRASSO VECCHIO


... [+]
Columnista de El Periodiquito - Contraloría del estado Aragua
Autoridades de la CEA desean feliz navidad a todos los aragüeños
CONTRALORÍA DEL ESTADO ARAGUA

[+]
TecnoSoluciones.com … Diseño de Páginas Web y Soluciones Web Empresariales