Suscríbete a nuestro RSS Agregar a Favoritos Página de Inicio El Periodiquito

Préstamos bancarios


Representan el dinero recibido de una entidad financiera y el saldo acreedor neto de las cuentas corrientes que se tienen en los libros de los bancos. Los préstamos bancarios se solicitan por diferentes razones entre las cuales se pueden citar las siguientes: (1) financiamiento de capital de trabajo, (2) compra de inventarios, (3) adquisición de activos fijos, (4) cancelación de deudas.

Se recibe un préstamo para financiamiento de capital de trabajo, cuando una compañía requiere de efectivo para cancelar deudas de corto plazo o para adquirir algún bien que sea realizable rápidamente. Cuando se solicita este tipo de financiamiento, debe tenerse una seguridad razonable en la obtención de fuentes de ingresos para la cancelación de la deuda.

La segunda opción por la que se puede requerir un préstamo a una entidad financiera, es para la compra de inventarios, que son bienes que se realizan en el corto plazo. La tercera razón, es la adquisición de activos fijos, que tiene por objeto tomar una deuda que será invertida en la adquisición de un bien a largo plazo que debe ser utilizado en la generación de ingresos operacionales.

También un préstamo puede ser tomado para la cancelación de deudas, en cuyo caso la estructura del pasivo no sufre ninguna modificación ni alteración ya que el dinero recibido será aplicado en la disminución de otro pasivo, es decir, existe un intercambio de valores entre partidas de la misma naturaleza.


INTELIGENCIA EMOCIONAL APLICADA A LAS FINANZAS

A diferencia de lo que muchos de nosotros podemos pensar, estudios en el ámbito internacional han demostrado que nuestro nivel de inteligencia, entendiéndose como coeficiente intelectual, tiene muy poco que ver con la cantidad de nuestro patrimonio. De hecho, demasiada gente que cuenta con un nivel de inteligencia por arriba del promedio, aunque tiene la habilidad de obtener mayores ingresos, no tiene una relación entre la misma y el nivel de patrimonio que logran amasar.

Para muchas personas como cualquiera de nosotros, esto es reconfortante. Es decir, la gente realmente inteligente comete también muchos errores significativos en el manejo de su dinero, como cualquiera de nosotros.

Hay muchas teorías por las cuales eso sucede, una de ellas puede ser que esa inteligencia puede traducirse, por ejemplo, en demasiado conservadurismo.

Otra, más reciente, hace mención de que la gente que más éxito tiene no necesariamente es la más inteligente (es decir, la que tiene el IQ más elevado), sino la que ha desarrollado inteligencia emocional.

Para entender mejor este concepto exploremos algunas características importantes de quienes logran no sólo controlar sus emociones, sino aprovecharlas para lograr más:
1- Transforman sus fracasos en éxitos. Muchos millonarios exitosos comenzaron fracasando severamente y muchas veces.

Muchos de ellos valoran esos tropiezos porque reconocen que gracias a ellos y a que pudieron levantarse, generaron experiencia valiosa que posteriormente transformaron en logros inmensos.

2- Crean sus propias reglas. En muchas ocasiones gente que logra amasar un patrimonio considerable, no fue la más brillante o sobresaliente en la escuela.

Son personas creativas, intuitivas, pero sobre todo muy inquietas.

Entienden cómo es la vida y huyen de las estructuras que reprimen su iniciativa.

Rompen reglas establecidas para crear otras mejores.

Rompen esquemas tradicionales tales como “eso no puede hacerse, nunca nadie lo ha hecho”, para transformarlos en “el que nadie lo haya hecho no significa que no puede hacerse”.

3- Trabajan en equipo y sinergizan. Las personas verdaderamente exitosas son las que trabajan con los demás y saben rodearse de gente mejor que ellos mismos: de gente más “inteligente”. Crean sinergias por lo tanto logran más, de lo que podrían realizar de manera independiente.


IMPACTO DE LOS DESASTRES NATURALES SOBRE EL DESARROLLO ECONÓMICO

La gravedad de los daños infringidos a la economía por un desastre natural depende de la intensidad del fenómeno, de la proximidad de los asentamientos humanos y de la actividad económica respecto del lugar en que ocurrió y de la trayectoria seguida por éste. Influye también el nivel socioeconómico de la población afectada, que se refleja en el tipo de construcciones y en la existencia o no de algún tipo de medidas de prevención o de preparación para enfrentar eventos de esta naturaleza.

Diferentes categorías de fenómenos naturales ocasionan efectos diversos de intensidad variable en la sociedad y la economía:
Los de origen meteorológico como inundaciones, huracanes y sequías, afectan generalmente una superficie geográfica más extensa que los de origen geológico.

Las pérdidas en infraestructura física y social, resultantes de los terremotos superan casi siempre a las causas por las inundaciones.

El impacto sobre la producción agrícola es generalmente mucho mayor en el caso de inundaciones y sequías.

Los efectos comunes a todos los tipos de desastre serían los siguientes: Disminución importante de la disponibilidad de viviendas e instalaciones de salud y enseñanza, con lo que se aumentan los déficits anteriores al desastre.

Reducción temporal de los ingresos de los estratos sociales menos favorecidos e incremento de las tasas de desempleo. Interrupciones temporales de los servicios de suministro de agua y saneamiento, electricidad, comunicaciones y transportes, y Escasez temporal de alimentos y de materias primas para la producción agrícola e industrial.

Para la evaluación del impacto económico del desastre natural, se debe en primer término evaluar la situación que existía antes del fenómeno, las tendencias que existían, los rasgos de su política económica, el comportamiento previsto para el año anterior al de la ocurrencia del desastre; luego, se debe analizar el comportamiento previsto durante el año del desastre, y cómo se verá reflejado el comportamiento en los principales agregados: crecimiento económico, inflaciones, importaciones, saldo de la balanza de pagos, deuda externa, etc.

En la evaluación global deberán presentarse los resultados netos, es decir, la diferencia entre los efectos negativos y positivos. Una reactivación del sector de la construcción, por ejemplo, es un fenómeno que empieza a apreciarse en un plazo relativamente breve, y que, contrarresta en alguna medida la caída en los niveles de actividad que pueda estarse proyectando para la mayoría de los sectores productivos.








jgrasso@soft-line.com / twitter:@josegrasso / www.finanzasdigital.com
 
(1048 palabras totales en este texto)
(2257 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Ventana Financiera | Índice de las Secciones ]
Hoy aún no hay una Gran Historia.
El Periodiquito
 Encuesta
¿Qué le parece el aumento de sueldo decretado por el presidente Maduro?
Más que suficiente
Suficiente
Regular
Insuficiente
Muy bajo

 Suplemento Contenido
Suplemento Cultural Contenido
 Edición de Noticias
   







 Columnistas
TecnoSoluciones.com … Diseño de Páginas Web y Soluciones Web Empresariales