Suscríbete a nuestro RSS Agregar a Favoritos Página de Inicio El Periodiquito

El cheque, en retroceso


Muchas veces hemos comentado cómo el avance de los medios de pago electrónicos ha modificado radicalmente la forma en que realizamos nuestras transacciones diarias. En el mercado existe una gran competencia por introducir nuevas modalidades de intercambio electrónico de fondos, especialmente en el creciente mundo del comercio vía Internet.

La denominada “e-coin”, o moneda electrónica, un mecanismo de adquisición de créditos que luego servirían únicamente para pagar en páginas de compras y de subastas por Internet, es sólo uno de los muchos experimentos en auge, que intentan competir con instrumentos tan consolidados como las tarjetas de crédito o el ya muy conocido sistema “PayPal”, exclusivo de Internet.

El hecho es que el dinero, tal como lo conocemos, cambia de forma ante nuestros ojos. El efectivo pierde importancia y puede hasta llegar a convertirse en una molestia en el bolsillo, pero aún hay quien sostiene que nunca desaparecerá por completo. Otros instrumentos sí lo harán, y podemos mencionar en concreto uno de ellos: El ya más que centenario cheque.

El retroceso del cheque como instrumento de pago es ya muy evidente en países como Francia, España, el Reino Unido y muchos otros, donde acumulan larga trayectoria en la implantación de mecanismos alternativos de pago, algunos de ellos tan antiguos como la simple domiciliación de los servicios públicos y el cargo automático de otros gastos que se presentan recurrentemente. Sólo en España se calcula que el porcentaje de domiciliación alcanza 51%, una de las cotas más altas del mundo para este indicador.

En otros países, como Estados Unidos, la cultura del cheque ha sido más difícil de contrarrestar, y este es uno de los pocos países del mundo desarrollado donde aún se utiliza este instrumento en forma masiva.

El envejecimiento del talonario de cheques, sin embargo, es evidente en el mundo tecnológico e informatizado de hoy. En la época del dinero virtual, esto es, de las transacciones sin prácticamente soporte físico alguno, es en extremo costoso para la banca continuar emitiendo esas tradicionales chequeras en papel de seguridad, por cierto nada ecológicas, otra característica que obliga al cheque a nadar contra la corriente.

Además, los cheques se van haciendo más inseguros y vulnerables al fraude, en comparación con sus competidores electrónicos. Y esto ocurre no por casualidad. Debido a que las tarjetas de débito y crédito, que ahora incorporan sistemas chip, y las transacciones por Internet son cada vez más seguras, quienes se dedican a intentar fraudes, se ven obligados a recurrir a los instrumentos del mundo analógico, como el dinero en efectivo, que aún hoy día es hasta cierto grado posible falsificar; y los anticuados cheques, sobre los que es posible cometer toda una serie de intentos de adulteración.

Para citar sólo un ejemplo, que nos atañe directamente, se acaba de conocer cómo el gremio bancario decidió erradicar la práctica de utilizar cinta adhesiva, como el “teipe” común, sobre los cheques. Algunas personas utilizaban esta cinta para, supuestamente, asegurarse de que las cifras escritas sobre el cheque no fueran alteradas por terceros malintencionados. Pero pronto esta práctica comenzó a ser utilizada por los estafadores, precisamente para conseguir el propósito contrario. Actualmente se considera que el teipe utilizado sobre un cheque, invalida el instrumento al momento de presentarlo en taquilla.

¿Otra señal de que el cheque está en franca retirada? Sólo hay que fijarse en que recientemente, se elevó a 300 bolívares el monto mínimo a partir del cual los cheques podrán ser conformados vía telefónica. Y esta, muy probablemente, no es una medida puntual sino una tendencia que evolucionará y dará lugar a futuros nuevos ajustes. Sólo hay que fijarse en que en la mayoría de los países, la conformación telefónica de cheques simplemente no existe.

“En España, los cheques aún no han pasado a mejor vida, pero cada día se utilizan menos”, ha señalado sobre este tema el especialista español Carlos Humanes, quien ha escrito extensamente sobre medios de pago y tendencias en el mundo de la banca. “Ello ocurre en parte por las comisiones que cobran los bancos por tramitarlos, por la sensación de inseguridad que genera su uso, y por la importante penetración de la banca electrónica y la banca “on line”, que simplifica enormemente las gestiones relacionadas con pagos y tráfico comercial bancario”.

Guarde su chequera, eso sí, bien protegida de quienes pudieran tener la intención de apropiársela, y cambie su tarjeta de crédito o débito por la nueva, que incluye el chip electrónico. Sólo estos dos pasos constituyen un avance enorme en la confiabilidad, eficacia y seguridad de los medios de pago que utilizamos cada día.


IMPACTO ECONÓMICO DE LAS “MARCAS BLANCAS”

Una marca blanca, también llamada marca del distribuidor o marca genérica, es la marca perteneciente a una cadena de distribución (generalmente, híper o supermercado, pero también de gran distribución especializada) con la que se venden productos de distintos fabricantes.

Cuando 60% de las familias declara tener dificultades para llegar a fin de mes, el precio se convierte en el factor determinante de la mayoría de sus compras. El aumento del consumo de las denominadas marcas de distribución o blancas porque son más baratas que las marcas que distribuye el fabricante al ahorrar costes en publicidad y promoción. Asimismo, en muchos casos, el producto es idéntico al comercializado por marcas líderes pero a un coste inferior. El fabricante tiene garantizada la implantación de su producto en un mercado concreto y amplio, los puntos de venta del distribuidor.

Algunos inconvenientes de las marcas blancas son: La percepción de los consumidores de que el control de calidad pueda ser menos riguroso para ahorrar en costes de producción; o que se intente ahorrar en la materia prima destinada a la marca blanca para mantener un precio barato. El producto, dentro de un envase de marca blanca, puede cambiar sin previo aviso de distribuidor, que puede cambiar de proveedor para su marca de detergente, por ejemplo; así, la calidad o el sabor pueden variar sin que el consumidor lo haya elegido. Algunos de estos cambios se pueden apreciar a simple vista, como un cambio de envase —puesto que el nuevo fabricante puede tener envases distintos—, pero otras veces las diferencias se observan con el uso o consumo del artículo. También, se pierde la conexión entre el fabricante y el cliente; esto es importante para artículos con servicio postventa, como electrodomésticos, aparatos de audio y video.

La calidad y la innovación son dos valores que sólo pueden preservar las marcas, cuya fortaleza es la capacidad inversora en el desarrollo de nuevos productos. Pero el futuro es incierto, porque las ventas decrecen y las inversiones en marketing, investigación, desarrollo e innovación sólo pueden amortizarse a largo plazo.

Los cambios que de alguna manera afectan al bolsillo, están provocando en el hábito de consumo de los ciudadanos, que tiendan a reducir sus gastos sustituyendo las primeras marcas por marcas blancas de precio más barato; una circunstancia que está repercutiendo en las empresas que fabrican marcas propias y de prestigio, con la pérdida de cuota de mercado, reducción de inversiones, pérdida de eficacia de sus campañas de publicidad, menores márgenes de beneficios... factores que ponen en riesgo la calidad del empleo, dibujando además un escenario más complicado para la negociación colectiva.


AHORRO FAMILIAR

Prescindir de ciertas cosas o diversiones puede representar un sacrificio, pero partimos del supuesto de que estamos en tiempos en que debemos ser más eficientes y estirar el valor de nuestro bolsillo o de nuestro dinero, los ingresos familiares se han podido ver afectados y que es necesario realizar esos sacrificios. Aún en el caso de su bolsillo no se ha visto afectado, el ejercicio es útil y sano. Propongo realizar el siguiente ejercicio para determinar el gasto mínimo: Hacer una lista exhaustiva de los gastos que se realizan al mes y empezar por dividirlo en, digamos, cinco categorías: 1. Indispensables, 2. Necesarios, 3. Prescindibles, 4. Superficiales, 5. Suntuarios. El análisis tiene que ser lo más racional posible. Y digo racional porque un alto porcentaje de nuestro gasto es irracional: Se compra por impulso o inducidos por la publicidad, pero ese gasto no responde a satisfacer una verdadera necesidad. Si estamos de acuerdo que en épocas de crisis se deberían eliminar los gastos en las categorías 3 al 5 entonces hay que analizar con lupa las dos primeras. Una vez que se determine lo indispensable y lo necesario, escriba una razón por lo cual están en esta categoría y vuélvase a preguntar si en realidad son gastos imprescindibles.

Se sorprenderá de encontrar todavía aspectos eliminables. Es mejor realizar el ejercicio en familia pues el gasto no lo genera sólo el que gana el dinero sino toda la familia.

Muchos de los gastos inútiles son ocasionados por costumbres tóxicas desde el punto de vista de la economía familiar: La compra compulsiva de cualquier cosa, desechar bienes que aún son útiles, comprar objetos para sobresalir y tener reconocimiento o comprar artículos que nunca se usan.





José Grasso Vecchio
twitter:@josegrasso
jgrasso@soft-line.com





 
(1528 palabras totales en este texto)
(1854 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Ventana Financiera | Índice de las Secciones ]
La Historia más leída hoy:

Águilas frenaron a los Tigres
El Periodiquito
 Encuesta
¿Qué le parece la designación de Chuo Torrealba como secretario general de la MUD?
Excelente
Bueno
Regular
Malo
Pésimo

 Suplemento Contenido
Suplemento Cultural Contenido
 Edición de Noticias
Aragua
Guárico
   




 Columnistas
Columnista de El Periodiquito - Ventana Financiera
Transacciones seguras en los Cajeros
Los cajeros automáticos nos solucionan una cantidad de prob ... [+]
Columnista de El Periodiquito - Contraloría del estado Aragua
Contraloría General de la República celebra su 76º aniversario ejerciendo el control fiscal
La Contraloría General de la República (CGR), arrib& ... [+]
Columnista de El Periodiquito - Rotary Hoy
Todos somos Malala (I parte)
Nuevamente consecuentes amigos lectores nos reencontramos en este ... [+]
TecnoSoluciones.com … Diseño de Páginas Web y Soluciones Web Empresariales