19.32 °C
Maracay
Inicio Opinión

Opinión

Instituciones
Pirros del siglo XXI

Pedro Nikken

Puedo decir que Pedro Nikken quien falleció el pasado martes 10 en Caracas, la ciudad que lo vio nacer. Diría la verdad y diría poco, mucho menos de lo que merece su trayectoria limpia y digna de servidor a ideales concretos para hacer mejor la vida de las personas. Por eso les contaré de mis motivos que tuvo mi afecto por él y que tiene y tendrá mi recuerdo agradecido y comprometido.

Solución pacífica

Hay mucha gente sufriendo en este país. Desde la hiperinflación hasta la violencia, pasando por las dificultades para adquirir alimentos o medicinas o la crisis en servicios públicos básicos como agua, luz o transporte. Gente de todas las edades, de todas las regiones y de todos los sectores.

Venezuela quiere paz

“Venezuela quiere paz”, leo en un metrobus en un lluvioso mediodía caraqueño y estoy de acuerdo. Es el deseo de la mayoría de los venezolanos. Mayoría, por cierto que también quiere que las cosas cambien, porque está inconforme con esta crisis que empobrece su vida y que ya va demasiado larga. Cambio que aspira sea democrático y pacífico, mediante elecciones libres, limpias, justas. Que se pongan de acuerdo para abrir esa vía es su reclamo al liderazgo oficialista y opositor. Pero le cuesta creer que esto sea posible.

Por la gente

Venezuela es nuestro país. Aquí nacimos. Aquí crecimos, nos formamos e hicimos nuestras relaciones y amistades. Nuestros afectos. Aquí está la familia de donde venimos y la que viene de nosotros. Nuestra identidad es ese tejido y sus vínculos con el paisaje, las costumbres y todo lo compartido.

Érase una vez

Érase un país que se cansó de los demócratas. Aunque la mayoría amaba la democracia, una proporción no despreciable de su pueblo hablaba con nostalgia de la dictadura. Una prolongada mala situación, el colapso de un modelo, taponeó los canales de movilidad social en un país acostumbrado a las oportunidades y a las expectativas crecientes en vastos sectores de la población. La fatiga política, el desgano y el deterioro económico, regaron la frase “peor que esto, nada” y entre desencantado e ilusionado, se atrevió a entregar el poder a quien prometía cambiarlo todo, incluso la institucionalidad democrática, en nombre de una democracia verdadera, directa y sin intermediarios, participativa, protagónica. Una revolución.

Ecología integral

Del 6 al 27 del pasado mes de octubre se celebró en Roma el Sínodo para la Amazonía, dedicado a la procura de un futuro sereno para las personas que la habitan, en especial pero no exclusivamente los pueblos indígenas y en reconocimiento a la capital importancia para todos que tiene esa región del planeta de la cual forman parte nuestros estados Bolívar, Amazonas, Delta Amacuro y parte de Apure. La presidencia delegada de la asamblea recayó en nuestro Cardenal Baltazar Porras, junto a los cardenales Pedro Ricardo Barreto peruano y el brasileño Joao Braz de Aviz.

Liderazgo inspirador

Es de recién publicación Churchill, caminando con el destino la nueva biografía del estadista por el destacado historiador Andrew Roberts, muy bien recibida por la crítica. Apenas empiezo a leer el libraco de 1105 páginas, escogiendo capítulos que me interesan.

El camino

Parece que en el grupo en el poder predomina la idea de resistir, dar largas a cualquier solución, entretener con diálogos simulados con interlocutores escogidos, en el convencimiento de que las cosas cambiarán a su favor. En resumen, aunque se lo disfrace, sería permanecer a cualquier precio, siempre en el entendido que éste lo pagarán otros.

Al Zulia, con afecto

En la voz inmortal de Ricardo Aguirre, “La Grey Zuliana” cantó el reclamo de esa región tradicionalmente potente, vigorosa, en el costado occidental de Venezuela. ¿Qué diría hoy “El Monumental”? El 9 de noviembre, ocho días antes del Amanecer Gaitero para La Chinita, se cumplen cincuenta años de su partida.

Dulzura, dolor y esperanza

De Polonia me impresionó la dulzura. Llegamos a Cracovia al anochecer, luego de un viaje largo en tren.  Caminamos de la estación al hotel guiados por la amabilidad. En la torre de la catedral un clarín daba las horas y en la plaza del mercado, la chocolatería Wedel nos endulzó como ha endulzado desde 1851.

Carujo vengador

“Doctor Vargas, el mundo es de los valientes” cuenta la historia que le dijo el coronel Pedro Carujo al Presidente el 8 de julio de 1835, durante la llamada Revolución de las Reformas, el primer golpe de estado en nuestra vida republicana. “No, el mundo es del hombre justo” le contestó el mandatario constitucional que saldría preso y desterrado. Así, uno quedó como símbolo de la fuerza y el otro, de la razón.

Extremismos anacrónicos

Hace treinta y seis años, en 1983 el filósofo francés Jean-François Revel se preguntaba ¿Cómo terminan las democracias? Temía por su debilidad para defenderse, empezando por defender los valores que representan, ante la amenaza totalitaria del comunismo que entonces parecía irresistible. Su amigo y compatriota nuestro Carlos Rangel, pensador original y desafiante de lugares comunes a quien cita Revel en El Conocimiento Inútil, rumiaba la convicción de que el socialismo había triunfado irremediablemente. En enero de 1989, diez meses antes de la Caída del Muro de Berlín, se quitaría la vida ¡Ay si hubiera esperado un poco mi estimado y respetadísimo escritor liberal!.

EL CAMINO ELECTORAL

Es cierto que no bastan las elecciones para que pueda decirse que hay democracia, pero también lo es que sin elecciones libres no puede haber democracia. Es verdad que dilucidar nuestras diferencias en una votación no significará que la crisis nacional, cada vez más profunda y ancha, haya sido resuelta, pero ¿Quién puede dudar que un proceso electoral respetuoso de los derechos de todos y respetable, abriría el camino para la reconstrucción de la comunidad política venezolana? Esta y no otra es la enorme y decisiva tarea, tan paciente como exigente, de elaborar en condiciones cada vez mejores el tejido de cultura cívica e instituciones que nos hace falta para vivir y progresar en paz y libertad, sin exclusiones, sin divisiones innecesarias y sin discriminaciones.

Venezolanos afuera

Para ver a mi hija menor, su esposo y mi nieto, tres de los millones de compatriotas que ahora viven fuera, pasé brevemente por Atlanta. En la capital de Georgia, dos venezolanos son héroes deportivos. En el beisbol, el guaireño Ronald Acuña Jr. la está descosiendo con los Bravos y la gente en las gradas delira con sus jonrones y sus bases robadas. En el fútbol, el carabobeño Josef Martínez es líder de los goleadores para el Atlanta United. No son los únicos criollos que se lucen afuera y no sólo en el deporte o la belleza. El marabino Leo Rafael Reif es, nada menos, Rector del Instituto Tecnológico de Massachusetts, considerada la mejor universidad del mundo en el área de tecnología cuyo claustro ha tenido ochenta premios Nobel. Sabemos de profesionales que destacan y trabajadores muy bien apreciados en ese país, en Europa y, sobre todo, en nuestra propia región latinoamericana.

Defensa de la soberanía

Más de una vez he sostenido aquí, lo mismo que en clases, escritos y tribuna parlamentaria, mi convicción sobre la importancia fundamental que tiene para este país de nosotros su institución armada. Por lo mismo he insistido, ante la sorda indiferencia de los poderosos de hoy, que es grande y grave el daño que se hace al militarizar la política y politizar la Fuerza Armada.

LA UNIVERSIDAD

Cuando nos graduamos de bachilleres, quien escribe en 1967 y mi hermana en 1970, en nuestro Barquisimeto natal las posibilidades de educación superior eran el Pedagógico y cuatro carreras en el Cedes, hoy UCLA. Para una familia de clase media provinciana no era fácil mantener dos hijos estudiando en Caracas. Hice Derecho y ella Química.

Insultar, desmoralizar

“Cucarachas” llamaron en Sierra Leona a los contrarios, en un conflicto político que llevó a la terrible guerra civil de once años que produjo cincuenta mil muertos y más de dos millones de desplazados. Más cerca en el tiempo y el espacio oímos decir “moscas”, indignas de ser cazadas por el “águila”. En la Libia de Muhamar El Gadafi, cuyo poder duró cuarenta y dos años terminó violentamente en una crisis nacional que no concluye, los opositores eran descalificados como “ratas” y así, “rata” había llamado el juez nazi al jesuita Delp en el proceso que se le siguió en enero de 1945, a pocos meses de la caída. “gusanos” ha sido el insulto preferido contra opositores y disidentes en el Reich Nacional Socialista y en la Cuba Socialista, cuyo líder supremo ya mostró afición por la retórica hitleriana en su defensa en el juicio por el asalto al Cuartel Moncada en 1953. Porque las revoluciones totalitarias o con vocación de tales se parecen más de lo que están dispuestas a reconocerlo.

Lo inevitable

De seguro la dirigencia del Partido Unido de los Trabajadores, la organización de los comunistas polacos creía poseer méritos históricos suficientes para gobernar para siempre. Estaba la liberación de la ocupación nazi y la construcción del socialismo. Sin embargo la división de la sociedad, el papel de la Iglesia Católica, los cambios en la política internacional y el que tuvieran que militarizar su poder decretar la ley marcial con Jaruzelski le aconsejaron negociar en las conversaciones de la Mesa Redonda.