25.75 °C
Maracay
Inicio Opinión

Opinión

Oro y muerte
Mundo hermético

La Feria del Libro de Madrid

Nunca antes se habían congregado tantos escritores venezolanos en la Feria del Libro de Madrid, una de las más importantes del mundo. Karina Sainz Borgo, Juan Carlos Chirinos, Carmelo Chillida, Ben Amí Fihman, Eduardo Sánchez Rugeles, Tomás Páez y Sonia Chocrón firmaron ejemplares a los visitantes del evento en el Parque El Retiro.

Colas de incertidumbre

Bien entrado el siglo XXI, Trujillo es uno de los estados del país sin conexión aérea. El retroceso podemos medirlo al recordar que el campo de aviación de Carvajal existe desde 1937. Llegar a Trujillo, supuso volar a Barquisimeto, para lo cual debí madrugar para salir a las siete, y seguir tres horas por carretera hasta Valera. Al día siguiente, cumplí mis compromisos allí y en la capital del estado y el domingo, paré en Betijoque, y otra vez carretera tres horas hasta Maracaibo para tomar el vuelo de las 5:10 a Maiquetía. Salió tarde, así que llegué a mi casa como salí, a oscuras, tres días después.

Un espía en Choroní

Esta semana se conmemoraron los 75 años del Día D. Trescientos veteranos estuvieron presentes en la costa de Normandía, Francia, junto a seis presidentes y cientos de altos funcionarios de los países que se aliaron para derrotar a los nazis. Sin embargo, faltó uno de los principales artífices de esa heroica jornada: Joan Pujol García, también conocido como “Garbo”, el espía que engañó a Hitler. Catalán de nacimiento y venezolano de corazón, está enterrado en Choroní.

Colombia, ida y vuelta

“Yo también soy venezolana” me dijo bajito la cajera del supermercado bogotano, parada obligada cuando uno viaja para comprar esas cosas de consumo diario que ahora aquí escasean. Venezolano de Maturín era el mesonero del hotel y de Maracaibo el de la cafetería. “Soy venezolano” empezaba el improvisado cartel escrito sobre cartón de una caja, del hombre que pedía en un semáforo de la Avenida La Esperanza mientras acurrucados en la acera lo miraban su mujer y dos hijos pequeños. Un joven desorientado que me mostró la dirección que buscaba, pidiendo información para llegar y luego, apenado, ayuda para pagar el transporte público para llegar hasta ella, resultó ser duaqueño y me mostró su credencial de primer teniente del Ejército. “Soy desertor –me dijo- allá hubo una rebelión”.

La salida es electoral

Cuando mueren niños por falta de tratamiento médico y la población en general no tiene alimentos ni medicinas, estamos en una profunda crisis humanitaria que se evidenció mucho antes de las sanciones internacionales.

Sale caro

En el Palacio Público de Siena pueden verse los murales de Lorenzetti que representan las alegorías del buen y el mal gobierno. El buen gobierno se caracteriza por la paz, la justicia, la alegría y la prosperidad. El mal gobierno que al final es la tiranía, se produce por la avaricia, la soberbia, la vanidad. Sus secuelas son división y conflicto, empobrecimiento hasta la ruina y la destrucción.

El suicidio de la democracia

Un video costó el cargo al vicecanciller de Austria, miembro del ultraderechista Partido de la Libertad (FPO). En él se muestra a Heinz-Christian Strache solicitando financiamiento para su partido a la representante de un oligarca ruso a cambio de contratos gubernamentales.

COMBUSTIBLE, LA VERDAD

Hace crisis, también, la escasez de combustible. Amenaza ahora el área metropolitana de Caracas, pero en las regiones ha sido mucho peor en tiempo y condiciones. En los Andes, Zulia, Barinas y Apure se la atribuye al contrabando de extracción, otra secuela de las distorsiones causadas por la gestión gubernamental. El problema ya viene largo y con tendencia a agravarse en otras partes, porque no hay suficiente para una demanda que por lo demás, no es la de otros tiempos, porque hay mucho menos actividad económica en el país, como todos lo notamos en el tráfico en nuestras ciudades.

Noruega: Encuentro por La Paz

El régimen trata de imponer el cierre definitivo de la vía electoral con base al fraude y sin facilitar el cambio político urgente que reclama Venezuela. No acepta el único acuerdo posible, que es el de la realización de unas elecciones generales libres y con todas las garantías democráticas, con un nuevo CNE, sin presos políticos, sin inhabilitados ni exiliados, como lo estamos exigiendo.

Ser república

Ser república ha sido una aspiración venezolana desde que asomamos a la voluntad de vida soberana. Está en los papeles de Gual y España y en los documentos de Miranda. En los debates del Congreso y la Sociedad Patriótica de los años diez y once. En las proclamas de los libertadores. Es el rasgo común de nuestras constituciones, frecuentemente aplicadas defectuosamente e incluso incumplidas, pero ahí está, en el testimonio de una búsqueda tenaz, persistente, que cae y se levanta, que es aplastada y vuelve.

¿DIPLOMACIA?

La misma crisis de gobernanza que se nota en la economía, la inseguridad, la escasez, los servicios de luz y agua y hasta las calles y carreteras decadentes, está presente en la política exterior venezolana, impactada además por la mala reputación internacional del grupo en el poder, sin contar sus supersticiones ideológicas, fuente de errores graves y costosos aquí y afuera.

Seguimos en pie de lucha

Continúa en Venezuela una fase compleja para el restablecimiento del orden constitucional y el cese de la destrucción, cuyo responsable es Nicolás Maduro, aferrado al poder con una ambición sin límites a costa del sufrimiento de un pueblo sin medicinas ni alimentos, en una profunda crisis humanitaria que debe ser atendida con urgencia.

Trabajo

Expresión de dignidad humana y factor clave para el progreso de los pueblos es el trabajo. Sus protagonistas, quienes lo hacen cada día desde antes del amanecer hasta la noche, son los hombres y las mujeres que trabajan. Los trabajadores y trabajadoras. El 1º de mayo es su Día, en memoria de los “Mártires de Chicago” hace ya más de ciento treinta años. En Venezuela se les dedicó esa fecha desde la década de los cuarenta del siglo pasado con Medina, aunque la conmemoración se haya ido vaciando de significado, paradójicamente cuando la propaganda oficial, junto a la represión las únicas áreas gubernamentales que funcionan, machaca que tenemos un “Presidente Obrero”.

Don Guillermo Bello Betancourt: Un gran venezolano

Cuando asumí la gobernación el 23 de enero de 1990 como el primer gobernador electo de Aragua la demanda social en especial la habitacional, estaba totalmente desbordada.Se requería una respuesta urgente y solidaria.Para enfrentar el reto constituimos el Consejo Estadal de la Vivienda y designamos como presidente a Guillermo Bello Vicentini, reconocido empresario con amplia trayectoria en el movimiento gremial, la Cámara Inmobiliaria y Fedecámaras.

Renovar la esperanza

La Pascua celebrada el pasado Domingo de Resurrección es la fiesta cristiana de la esperanza. Esperanza invencible cuyo significado es decisivo para el pueblo creyente en la fe cristiana, sea católico o de otras denominaciones porque es la de la vida que vence a la muerte. Y con el más sincero respeto a todas las demás creencias y a la opción de no profesar ninguna, un derecho libre de cada uno, quisiera subrayar que la esperanza es de los rasgos distintivos de ese credo mayoritario entre nosotros los venezolanos.

Vargas

He leído que existe la intención de cambiar el nombre al estado Vargas. Es una muy mala idea cuya concreción está a tiempo de evitarse.

Los oscuros negocios de Motta Domínguez

El 14 de marzo publicamos en Cuentas Claras Digital la noticia sobre la detención en su mansión de Miami de Jesús Ramón Veroes, conocido comerciante del estado Nueva Esparta, hoy preso en una cárcel de Florida. El testimonio de un ex socio y las evidencias recopiladas por el FBI pusieron al descubierto una nueva trama de corrupción eléctrica.

La verdad, para variar

Suponga que usted es un psuvista convencido y comprometido. Que va a todas las marchas y repite todas las líneas no por conveniencia u obligación sino sinceramente, porque se siente revolucionario, socialista, bolivariano y profundamente chavista, como se reitera en las consignas, sobre todo en la que se vocea en los actos militares, por cierto en contradicción con el 328 constitucional.