Tanto fumar como vapear aumenta riesgo de contagio de COVID-19

Tanto fumar como vapear aumenta riesgo de contagio de COVID-19

Fumar y vapear, ya sea por medio de cigarrillos de tabaco, cigarrillos electrónicos o pipas de agua, endurece las arterias, causa inflamación y daña el ADN, lo que conduce a una serie de problemas de salud y puede aumentar el riesgo de infección y muerte por COVID-19, según un estudio publicado este viernes en el 'European Heart Journal', el diario de la Sociedad Europea de Cardiología, que constituye la primera comparación mundial de los efectos de las tres formas de fumar y vapear.

Además, tanto fumar como vapear pueden aumentar el riesgo de que las personas se infecten con COVID-19, sufran síntomas peores y fallezcan, aseguran los investigadores, que se unen así a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, La Administración de Alimentos y Medicamentos y la Sociedad Europea de Cardiología para instar a los fumadores a que intenten dejar el hábito, independientemente del método de fumar que usen.


El estudio, que compara por primera vez los efectos de las tres formas de fumar y vapear sobre la salud humana y la función de las células que recubren los vasos sanguíneos (el endotelio), proporciona una visión general de la evidencia disponible sobre los productos químicos nocivos producidos y los mecanismos por los cuales fumar y vapear afectan al cuerpo. Los investigadores también observaron los efectos de cada uno en condiciones médicas que van desde derrames cerebrales hasta ataques cardíacos y cáncer de pulmón.

Encontraron que había varios buenos estudios que mostraban que, en general, los cigarrillos de tabaco eran más dañinos que los cigarrillos electrónicos. Sin embargo, hubo pocos estudios buenos y grandes sobre los efectos adversos de las pipas de agua (a menudo denominadas narguiles, shisha o narguiles) y cigarrillos electrónicos sobre la disfunción endotelial, por lo que la evidencia fue más variable.

Efectos a largo plazo

Los investigadores dicen que los efectos a largo plazo de las pipas de agua y los cigarrillos electrónicos deben investigarse más a fondo. Mientras tanto, escriben, "fumar pipa de agua no es menos dañino que fumar tabaco y, por lo tanto, no puede considerarse una alternativa saludable".

Los investigadores revisaron una variedad de estudios consideran que proporcionan niveles de evidencia fuertes, buenos o medios sobre la nocividad de los tres tipos de fumar y vapear.

En comparación con los no fumadores, los cigarrillos de tabaco aumentaron el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en un 704% (buen nivel de evidencia), las pipas de agua en un 218% (fuerte) y cigarrillos electrónicos en un 194% (buena). Los cigarrillos y pipas de agua aumentaron el riesgo de cáncer de pulmón en un 1.210% (fuerte) y 122% (fuerte) respectivamente, mientras que el nivel de evidencia de los cigarrillos electrónicos no fue suficiente para sacar conclusiones confiables.

Con información de GV.

Deja un comentario