Nueva tecnología de Microsoft y Bridgestone te avisa de los daños en los cauchos neumáticos

Nueva tecnología de Microsoft y Bridgestone te avisa de los daños en los cauchos neumáticos

Una tecnología que están desarrollando Microsoft y Bridgestone te avisa en tiempo real en caso de que los neumáticos del coche hayan sufrido algún daño.

El mal estado de los neumáticos puede ocasionar graves problemas de seguridad vial. De acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico, las averías relacionadas con las ruedas del coche fueron uno de los principales motivos de la asistencia en carretera en 2018, con un total de 123.754 casos, un 30% más que en el año anterior.

Además, el 30% de los accidentes causados por fallos técnicos tienen que ver con los neumáticos, ya sea pérdida de presión, deterioro, desgaste irregular o los daños causados por los bordillos, baches u otros objetos presentes en la carretera.

A día de hoy, los tres primeros problemas que hemos mencionado se pueden controlar de una forma efectiva. Todos los vehículos fabricados desde el año 2012 están obligados a incorporar un sistema de control de neumáticos (TMPS) que avisa a los conductores en caso de una baja presión, y las revisiones y el mantenimiento periódicos pueden prevenir las averías relacionadas con el deterioro y el desgaste irregular.

No obstante, los daños causados por los bordillos, baches u otros objetos en la carretera todavía no se pueden prevenir y anticipar de manera efectiva, y suponen un importante riesgo de accidente. Para ofrecer una mayor seguridad a los conductores, Microsoft y Bridgestone han desarrollado un sistema inteligente de monitorización de neumáticos que te avisa en tiempo real de cualquier daño que puedan sufrir.

Esta tecnología utiliza la infraestructura en la nube de la Plataforma de Vehículos Conectados de Microsoft (MCVP por sus siglas en inglés) y los datos recopilados por los sensores del coche, y emplea algoritmos para detectar las incidencias que afecten a la superficie y la carcasa del neumático. Gracias a esto, el sistema puede avisar al conductor de los problemas en los neumáticos en el preciso instante en el que se produce el daño.

Además, el sistema es capaz de identificar el lugar concreto en el que se ha producido el daño, por lo que también puede alertar a los responsables de seguridad vial de la presencia de baches, obstáculos y otros peligros en la carretera.

De acuerdo con Bridgestone, en la actualidad no hay otro sistema de monitorización equivalente en el mercado, y esta tecnología tiene la ventaja de que no es necesario instalar hardware adicional, ya que utiliza el que ya está instalado en el vehículo.

Este nuevo sistema inteligente para el control de los neumáticos ya está disponible para todas las flotas y fabricantes de equipo original de vehículos que usan MCVP.

Deja un comentario