Salanova: Detenernos no es una opción, el futuro de los niños venezolanos está en riesgo

Salanova: Detenernos no es una opción, el futuro de los niños venezolanos está en riesgo

||Foto Cortesía 

La vicepresidenta de La Comisión de Familia del Parlamento Karin Salanova, sostuvo que en el país no se garantiza los derechos humanos, agregó que según las más recientes estimaciones de La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA), Venezuela encabeza en este momento el mayor movimiento de refugiados y migrantes en la historia reciente de América Latina.

A su juicio, los ciudadanos se vean obligados a cruzar las fronteras porque no encuentran las condiciones mínimas para vivir en Venezuela, acotó que la administración de Nicolás Maduro destruyó el país y “ésta es la consecuencia, una crisis humanitaria compleja donde no se cuenta con servicios básicos, interrupciones constantes de energía eléctrica, escasez de gas doméstico, el 82% de los venezolanos no tiene suministro de agua potable y cuando la reciben es racionada por minutos, según Unicef 3,2 millones de niños venezolanos requieren urgentemente comida; cerca de uno de cada diez niños no está escolarizado, de acuerdo con la información suministrada por Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovid) hay al menos 1 millón 700 mil jóvenes que no están dentro del sistema educativo”, enfatizó.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN) Karin Salanova destacó, “a pesar de las cifras alarmantes, es importante alzar la voz ante la violación de derechos humanos”. Recalcó que dando a conocer la situación de los 16 niños deportados de Trinidad y Tobago con una clara violación del derecho al refugio que tildó de atrocidad, “se logró presión internacional y en la audiencia judicial los niños deportados y sus padres ganaron el caso ante la Corte y se emitió la orden de su liberación”.

La parlamentaria agradeció al abogado que se encargó de la defensa de las familias venezolanas en conjunto con las autoridades de la oficina de ACNUR en Trinidad y Tobago, que en su opinión trabajaron arduamente para conseguir el estatus de refugiados para los niños y sus familiares.

Salanova sostuvo, hay que seguir denunciando todos los casos de violación de derechos humanos, agregó que los niños venezolanos están expuestos a muchos peligros, se debe garantizar la protección a los pequeños para que no sean víctimas de explotación infantil.

La legisladora expresó, en uno de los más recientes informes de la alta comisionada de la ONU para los DDHH Michel Bachelet indicó un incremento en la explotación de niños y adolescentes en las zonas mineras del estado Bolívar los menores entre 7 y 10 años de edad son obligados a trabajar en las minas y en la prostitución.

Salanova puntualizó, “hay mucho trabajo por hacer, pero detenerse es permitir que se pierda el futuro de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país.”

Deja un comentario