El Athletic de Bilbao se quedó con la Supercopa de España

El Athletic de Bilbao se quedó con la Supercopa de España

Agencia AFP

El Athletic de Bilbao ganó ayer la Supercopa de España con un magnífico gol de Iñaki Williams tras remontar dos veces y forzar la prórroga para imponerse 3-2 al Barcelona, en el que Messi vio la roja directa en el último minuto. 

Se adelantó el Barcelona con un tanto de Antoine Griezmann (40), Óscar de Marcos igualó (42), pero el delantero francés repitió para poner el 2-1 (77) y Asier Villalibre remató el 2-2 a bocajarro (89). 

Nada más iniciarse la prórroga, Iñaki Williams puso el 3-2 con un disparo por la escuadra (93), que dio al Athletic su tercera Supercopa de España.

El equipo vasco volvió a levantar el trofeo apenas seis años después de ganarlo en 2015 también contra el Barcelona.

El Athletic se impuso en un partido muy igualado, en el que repitió el guión de su victoria en la semifinal contra el Real Madrid, presionando arriba la salida del Barça.

El astro argentino se encargó de originar el primer tanto con un pase a Jordi Alba por la izquierda, para que el lateral la devolviera al corazón del área, donde Messi no logró conectar el disparo, pero el balón quedó suelto para que rematara Griezmann (40).

La alegría le duró poco a los azulgranas que vieron como a los dos minutos Iñaki Williams metía un balón al área para la internada de Óscar de Marcos que disparó a bocajarro (42).

Otra vez Jordi Alba controló en la izquierda para poner un balón al área donde apareció Griezmann para rematar a bocajarro (77).

El Athletic no se rindió y sobre la campana, Villalibre remató a bocajarro un saque de falta (90) para enviar el partido a la prórroga.

Nada más volver a rodar la pelota, Williams cazó un balón en el pico del área para mandar un balón cruzado a la escuadra de la portería azulgrana, ante el que nada pudo hacer Ter Stegen (93).

Con el 3-2 a favor, el Athletic no se cerró y siguió intentando presionar arriba al Barcelona, que se perdió en pases sin lograr encontrar el hueco en la defensa vasca ni el gol que forzara los penales.

Deja un comentario