Madres consideran que la tecnología cambió la crianza

Madres consideran que la tecnología cambió la crianza

|| Glenn Requena
|| Foto: Cortesía

En años anteriores una mirada de mamá podía paralizar a los hijos, pero actualmente los niños son más libres y determinados   

El concepto de “crianza respetuosa” toma fuerza en los últimos años. Las madres modernas cambian de paradigmas e intentan educar a sus hijos bajo parámetros de no violencia y comunicación afectiva.

En este punto, la tecnología juega un papel importante, ya que se suma al proceso de enseñanza en las nuevas generaciones.

Hace años las madres cuando eran niñas tenían una infancia “limpia”, sin redes sociales, ni otro tipo de plataformas tecnológicas que vulneren su privacidad.  

“Los niños ahora se abocan mucho al Internet y los muchachos se afincan allí, antes con una simple mirada uno ya entendía el lenguaje corporal de la madre. Hoy en día le hablas a un niño y actúa de manera rebelde, la tecnología ha influido mucho”, comentó Johanna Nieves, madre de dos hijos.

Neyda Borro, también madre de dos hijos, enfatizó que las nuevas tecnologías pueden perjudicar la forma de comunicar del niño. “Ahorita puedes hablar con un joven y si tiene el teléfono en la mano eso le llama más la atención”.

Agregó que no se puede comparar la humanidad de ahora con la de antes, porque el modo de vida ha cambiado, actualmente los dos padres salen a trabajar para subexistir, cuando hace años la mamá podía quedarse en casa y estar más pendiente de la crianza. “Esta generación es moderna, tiene mucho potencial, pero a veces no está bien canalizado”.

Yearling Herrera, madre de dos pequeños, afirmó que la diferencia de crianzas es amplia, antes se mantenían los juegos tradicionales como el escondite, volar papagayo y jugar trompo, y ahora la evolución de la tecnología ha generado que estas distracciones pasen a segundo plano.

“Me quedo con la crianza antigua, porque se disfrutaba de una infancia más ingenua. En las épocas anteriores había malicia, pero no vivíamos en un mundo tan acelerado de ahorita”.

 

 

Deja un comentario