Bancarización

Bancarización

La bancarización: clave para combatir la usura y la pobreza. El reto de la banca pública y privada, es aumentar el acceso a un mayor número de familias y empresas al sistema financiero. La bancarización se define como acceso a los servicios financieros. Es el grado de presencia de la banca en productos de  ahorro, créditos y transacciones con distintos medios de pago,  la bancarización es el porcentaje de familias, pequeñas y medianas empresas que tienen acceso a los diversos productos financieros y cuánto los utilizan, éste último aspecto es importante ya que para poder considerar a una persona como bancarizada, no basta  que pueda haber tenido algún contacto ocasional con el sistema financiero, se requiere de un uso intensivo de los productos y servicios bancarios.

La principal causa de la usura en América Latina es la baja bancarización ya que el no bancarizado, debe acudir a mercados informales e irregulares, con prestamistas inescrupulosos, para tomar un ejemplo, mientras que en el sistema financiero la tasa activa máxima es de 24% anual y es posible conseguir tasas mucho más bajas, en el caso de los usureros las tasas de interés llegan a superar 250% anual.

En los últimos tres años se han incrementado los niveles de bancarización en el país y estimo que en los próximos tres años, llegue a niveles superiores a 80% por lo que se reduciría la población no bancarizada, sin embargo, la meta debe ser bancarizar prácticamente toda la población en los próximos cinco años. En el caso venezolano, en estos últimos años se ha reducido el porcentaje de población no bancarizada. El incremento de la bancarización está relacionado con el mayor grado de atención que viene recibiendo por parte de la banca pública y privada este importante sector. La aparición de los bancos especializados en el sector del microcrédito, la banca pública especializada y grandes bancos privados que han creado áreas de atención a no bancarizados, han permitido el avance en materia de bancarización. La bancarización, representa para la banca, frente a  la saturación de su mercado tradicional, una oportunidad de crecimiento y de nuevas áreas de negocios.

La bancarización es el uso de medios de pago bancarios, cuentas corrientes, tarjetas de débito y crédito, transferencias, acceso a instrumentos de ahorro y acceso al financiamiento. La bancarización permite evitar el uso del dinero físico. La bancarización influye directamente en el crecimiento económico de un país y es importante para impulsar la formalización de la actividad económica,  vía la canalización por el sistema financiero de gran parte de las transacciones realizadas en la economía. Con la bancarización mejora la distribución del ingreso ya que disminuyen los costos financieros para los más pobres.

La banca venezolana ha hecho grandes avances en éste proceso con las operaciones especializadas en microcrédito, lo que representa un importante incremento de la bancarización en los últimos años. Aparte de la banca del estado especializada en microcréditos, varios  bancos que operan en Venezuela han demostrado interés en desarrollar nuevos entes especializados en microfinanzas.  

 

UN BUEN USO DE LA TARJETA DE CRÉDITO

Con el caso de las tarjetas de crédito, si bien es cierto que pueden darte mucha flexibilidad y comodidad al ir de compras, también es cierto que un mal uso de las tarjetas puede poner en riesgo tu estabilidad financiera. Por esto, es recomendable limitar el uso de las tarjetas de crédito a un presupuesto, las tarjetas de crédito pueden ser de gran ayuda para las personas, siempre y cuando las compras que se realicen no excedan nuestra capacidad de pago.

Sin embargo, el uso del dinero plástico también puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo para aquellos que consideran que su tarjeta de crédito es un dinero adicional o extra y no se mentalizan, de que es un crédito. Las ventajas de estos instrumentos son muy variadas y los beneficios que se pueden obtener son muchos, claro está, la idea no es pensar, que les permite gastar por encima de sus posibilidades. Siempre que su capacidad de pago lo permita, difiera sus compras a una cuota, que no le genera intereses, y le permite aprovechar beneficios de la tarjeta de crédito. La recomendación es muy sencilla, a quienes tengan una tarjeta de crédito es preferible hacer compras los primeros días después de la fecha de corte, para que puedan financiarse a una tasa de 0% de interés hasta por 50 días. En otras palabras, si tengo dinero en mi cuenta o espero recibirlo en las siguientes semanas, cuando usted usa su tarjeta de crédito inmediatamente después del corte, alarga la fecha de cobro, de esta forma es que se produce un financiamiento a cero intereses que es al que me refiero que puede llegar incluso a 50 días.

Pague más del mínimo. Hacer abonos adicionales a la cuota mínima permite reducir el saldo total de la deuda de una manera más rápida y sobre todo, pagando menos intereses. Si decide diferir a plazos su compra, es decir, opta por financiarse, pague siempre su cuota a tiempo para evitar el cobro de intereses de mora. Es muy fácil hacerse a la costumbre de usar las tarjetas de crédito para hacer estirar la quincena o hacer rendir sus ingresos. Usar la tarjeta de manera permanente para los gastos del mes, podría convertirse en el tiempo en un problema financiero, ya que podría ir aumentando el monto de las deudas a un punto en que ya sus ingresos no le van a poder permitir cumplir con sus obligaciones. Por supuesto, por vía de excepción, si incurrió en unos gastos extraordinarios un determinado mes y completa la quincena con la tarjeta no es un problema, pero hacer de esa práctica una costumbre si le puede significar un problema financiero.

 

RESULTADO DE LA BANCA

Al finalizar el mes de septiembre del informe de ICG Consultores del Sistema Financiero Venezolano, se desprende que los depósitos del sistema bancario se ubicaron en Bs. 34,41 billones lo que representa un crecimiento de Bs. 27,61 billones (406,29%) desde septiembre de 2016. Por su parte, la cartera de créditos se ubicó en Bs. 17,55 billones, creciendo en Bs. 13,37 billones (319,66%) si se comparan con el cierre a septiembre de 2016. Las tasas de interés siguen siendo muy atractivas y es una buena oportunidad, hacer un buen uso del préstamo, esto es, no excederse en el endeudamiento y pensar en la adquisición de algún activo.

 

MOROSIDAD

Para el mes de septiembre de 2017, la morosidad (créditos con problema) del sistema se ubicó en apenas el 0,15% se trata de la morosidad más baja en la historia del sistema financiero venezolano. Recordemos que la morosidad es el índice que mide la cartera de créditos con problemas y estos resultados indican la calidad de los activos de la banca.

Esto se debe, a múltiples factores entre los que destacan: las bajas tasas de interés, el incremento de la supervisión bancaria y el alto grado de desempeño de las áreas de crédito de la banca. Las tasas de interés hacen muy atractivo endeudarse.

 

CARTERA DE CRÉDITOS

El crédito se ha convertido, en los días que corren, en un instrumento financiero ampliamente disponible. Muchos recurrimos a esta modalidad de pago diariamente, a veces sin siquiera darnos cuenta. Por eso, utilizar el crédito de la manera más inteligente posible es un factor clave para optimizar nuestras finanzas personales y familiares.

Para mantener la calidad de los créditos se debe tener una gerencia eficaz de cobranza. La labor preventiva es muy importante, existen algunas señales que nos permiten ver si el deudor puede ser potencialmente problemático: cuando por ejemplo rehúsa dar información o se obtienen respuestas evasivas. Otros detalles de interés son: cambios significativos en la composición accionaria o del consejo directivo de la empresa, incumplimiento de pagos con bancos, de acuerdos o compromisos comerciales, estados financieros atrasados, deterioro de los índices y márgenes, deudas grandes a corto plazo que no se pueden pagar con generación de caja operativa, solicitudes de extensión de plazos de vencimiento, cuentas por cobrar en disminución o cuentas por pagar en aumento, pérdida de posición en el mercado, venta de activos importantes, atraso en los pagos.

 

RECOMENDACIONES A LOS DEUDORES

Pagar siempre a tiempo: No pagar al día es más caro ya que tendrá que pagar intereses adicionales, además corre el riesgo de perder sus bienes, incurrir en gastos adicionales y dañar su historial crediticio. La mora es la tasa de interés adicional que se le cobra a un deudor por el incumplimiento o retraso del pago de un préstamo en la fecha establecida. La mora no es otra cosa que el retardo en el pago de una obligación. En Venezuela los intereses moratorios son un 3% adicional a la tasa de interés vigente en su contrato de préstamo y se aplica desde la fecha del vencimiento del crédito hasta el día del pago.

Es importante que tenga sus préstamos al día para evitar todos esos costos adicionales y no afectar su historial de crédito. MI recomendación para un deudor que tenga problemas es enfrentar su situación y acudir al banco para negociar y buscar una solución, preferiblemente antes del vencimiento del crédito y de estar en mora.

71

José Grasso

twitter: @josegrasso

[email protected]

www.consultoresicg.com

Deja un comentario