Asesinaron a un adolescente a machetazos

Asesinaron a un adolescente a machetazos

La muerte del joven está relacionada con un triple homicidio ocurrido en Los Valles de Tucutunemo

Aproximadamente a las 11:00 am del pasado martes, fue hallado el cuerpo de un adolescente de 15 años de edad, en avanzado estado de descomposición, con varias heridas por blanca e impactos de bala, en el sector Cantabrito en los Valles de Tucutunemo, municipio Zamora del estado Aragua.

Se conoció que el asesinato del joven estaría relacionado con el hallazgo de dos cadáveres que habían sido arrojados en la zona boscosa de la comunidad antes mencionada. Trascendió que las víctimas del primer hallazgo fueron identificadas como Oscar Arteaga (36) y Carlos Eduardo Arteaga (32), quienes eran hermanos. Se conoció que el adolescente identificado como Carlos Eduardo Arteaga González, era hijo de Carlos Eduardo.

De forma extraoficial se conoció que el pasado miércoles los tres ciudadanos habían salido de su residencia ubicada en la calle Miranda del sector Los Bagres, hacia la reconocida zona boscosa de Cantabrito donde tenían tierras, parcelas y una finca de herencia familiar, a trabajar como habitualmente lo hacían.

Como era costumbre soltaron el ganado por aproximadamente dos horas, luego de recogerlo notaron que dos reses hacían falta, razón por la que fueron a buscarlas.

Sin embargo, sujetos desconocidos amedrentaron a los hermanos Arteaga y al adolescente con un presunto machete y luego le efectuaron algunos impactos de bala.

Los cuerpos de los Arteaga fueron localizados en el mismo sitio. Por su parte, el cadáver del joven estaba escondido a metros de su padre y su tío, por lo que se dificultó su ubicación.

Se supo que los posibles responsables del triple homicidio, serían “cuatreros”, quienes se habían encargado de robar las reses horas antes. Carlos Arteaga dejó un hijo en orfandad. Oscar dejó tres descendientes, quienes presuntamente serán los próximos herederos del terreno familiar.

 

|| María Belisario De Cián
|| Foto Cortesía

Deja un comentario